Twitter
Google+
YouTube

Aplicaciones/ Sector del automóvil


Prueba de funcionamiento de apoyabrazos



Montaje sencillo
Sensores económicos
Dos sensores proporcionan un control bilateral
La fuerza también puede ser mostrado en función del ángulo de ajuste

 

 

 

 

FUNCIÓN
El apoyabrazos del asiento de un vehículo necesita ser probado para facilitar el movimiento o la resistencia que se ejerce sobre el mismo. Esta prueba consiste en medir la fuerza con la que el reposabrazos se mueve durante el ajuste, tanto hacia arriba como hacia abajo.

 

Requisitos

 

Detección fiable de roces dinámicos y estáticos evaluados en el pivote del apoyabrazos. Establecer las características de amortiguación de la estructura en cada límite del recorrido.

Solución



Dos células de carga Burster 8435-5500 son montadas en forma de tenedor. Este aparato es impulsado y se mueve en paralelo con la unidad probada mediante la rotación de un eje común. Cada uno de los dos sensores cubre una dirección para hacer mediciones de forma individual del funcionamiento y de las fuerzas de ajuste que se requiere en cada una de las direcciones. Para proteger la parte del reposabrazos pintada y barnizada que está siento probada, y para asegurar que la fuerza se aplica de forma fiable al sensor, la parte está equipada con botones de carga especialmente diseñados. El montaje sencillo del botón de carga implica que se puede sustituir rápidamente cuando se cambia el modelo de apoyabrazos..

Ir al producto 8435


 

 

 


 

¿Le gustaría saber más?

Reciba asesoramiento de nuestros especialistas:

Llámenos:
(+34) 91 481 00 79

Mándenos un email

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Copyrights © 2015 Insatec Electrónica S.L.