Aplicaciones/ Sector eléctrico

 

Detección de puntos calientes en paneles fotovoltaicos

La energía fotovoltaica es una de las energías renovables que más implantación está teniendo a nivel mundial. Aunque los paneles fotovoltaicos tienen una larga vida útil, realizar inspecciones tanto en la fabricación como en el montaje de estos paneles asegura una máxima de calidad y rendimiento energético de las instalaciones solares.

Es aquí donde la termografía cobra importancia, ya que mediante las cámaras termograficas podemos detectar problemas internos en las placas solares y en las celdas fotovoltaicas, como puede ser roturas definidas como zonas oscuras , puntos calientes debido a aumentos de resistencia eléctrica, etc.

Algunas de las aplicaciones de la termografía en el campo eléctrico son:



Estudios detallados de paneles fotovoltaicos


 

Mantenimiento de huertos solares




Localización de defectos con la ayuda de la termografía lock-in

Sistemas termográficos de altas prestaciones con resoluciones térmicas de centésimas de grado en unión con sistemas de excitación externa, son una herramienta muy útil para la detección fiable y precisa de defectos en paneles fotovoltaicos mediante la técnica de termografía activa denominada Lock in. La termografia lock-in realiza una excitación en forma de pulsos a las células fotovoltaicas, por ejemplo a través de LEDs, y se registran las imágenes de forma sincronizada. Por medio de este método, defectos (incluso los que están por debajo de la superficie) pueden ser detectados y mostrados como áreas de calentamiento localizados (shunts).


Imagen termográfica de célula fotovoltaica obtenida mediante la técnica lock-in


¿Le gustaría saber más?

Reciba asesoramiento de nuestros especialistas:

Llámenos:
(+34) 91 481 00 79

Mándenos un email

 

Productos relacionados

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Copyrights © 2015 Insatec Electrónica S.L.